LOS CONFLICTOS

0
46

Pareciera que, a los problemas colaterales que la pandemia nos ha traído a los mexicanos de, salud, económicos, familiares, laborales, se le agregan los de la imparable violencia, pues ahí parece que los encierros domiciliarios no existen, en cambio son aprovechados por la delincuencia para perpetrar con más saña, los robos, asesinatos, secuestros, incendios a vehículos, casas habitación y negocios, en un verdadero reto a las autoridades.

Va resultando común, ver bolsas negras tiradas en las calles, baldíos, basureros, conteniendo restos de seres humanos, que miembros de cárteles de la droga en sus feroces pleitos por conservar o despojar espacios, a los que les han llamado, “plazas”, no tienen ningún reparo en llevar a cabo; la brutalidad, la insensibilidad y total deshumanización los viene distinguiendo.

Se ufana en subir videos a las redes, exhibiendo la forma en que, sin un ápice de misericordia, destazan los cuerpos de personas, en un afán por demostrar poderío e infundir temor a quienes consideran “sus enemigos” y, a toda una sociedad.

En tanto, toda esta decadencia tiene a la sociedad, inmersa en un miedo atroz de salir a las calles por temor a ser contagiados o, levantados por hombres armados, que con total impunidad se llevan a jóvenes, hombres y mujeres, de los que no se llega a saber, y en ocasiones cuando se sabe, es porque fueron torturados y asesinados, quienes se han dedicado a la “política”, de la cual han hecho su “modus vivendi”, intenta desdibujar todo ese sangriento panorama, buscando seguir encumbrados y disfrutando de pedazos de poder; ¿Qué es lo que el Congreso de la Unión, Diputados y Senadores están haciendo para detener estas masacres?, ¿Qué acciones han implementado, como miembros del Poder Legislativo para asegurarle a la sociedad, bienestar y paz?.

Nada de eso vemos los ciudadanos, pero sí podemos constatar que se escudan entre sus “debates parlamentarios”, para derrotar al enemigo, el presidente de la República en turno; bancadas contra bancadas, los poderosos de ayer, hoy de la oposición; y, los poderosos de hoy, ayer opositores, relegan los intereses fundamentales del país, por supuesto el bienestar de los mexicanos queda en último lugar.

Resulta insultante que, en las conferencias mañaneras, los periodistas asistentes, den lugar a posicionamientos del mismo presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en lo que a cuestiones electorales se refiere, pues se le pregunta si está de acuerdo en que su secretario de Gobernación, Alfonso Durazo, se perfile como futuro Gobernador de su natal Estado, Sonora, siendo candidato por el Partido MORENA.

La respuesta no se hizo esperar por parte del interpelado, quien dijo que: “era un magnifico colaborador, gran servidor social”, con eso dio contundente respuesta; la pregunta que se hace en las calles, sobre todo en Sonora, es: ¿cómo es posible que el presidente no voltee sus ojos e inteligencia de manera solidaria y con reconocimiento, hacia miles de sus conciudadanos sonorenses que, desde un inicio fueron y siguen siendo sus verdaderas bases de apoyo y sean ellos los que elijan a quien dirija los destino de su Estado?

Incomprensible resulta que los políticos, están en un puesto, y lo abandone para ocupar otro como si fuera un juego de ajedrez en el que se mueven las fichas a conveniencia propia, y no en el beneficio ciudadano.

Igualmente, la pregunta que empieza a circular con fuerza e inconformidad, sobre: ¿cómo es posible que, el dirigente de MORENA, Alfonso Ramírez Cuellar, haya dado a conocer la “posibilidad”, de hacer alianzas para las elecciones intermedias del 2021, con los Partidos, del Trabajo y el Verde Ecologista?; ambos con un negro historial político, cuyos dirigentes se han eternizado en sus puestos de dirección y han sido verdaderos parásitos que siempre han buscado al amparo de un Partido con fuerza, como es hoy el caso de MORENA, conservar su registro y por supuesto sus prerrogativas.

Inconcebible las respuestas de destacados militantes de MORENA, como lo son los periodistas, Pedro Miguel y Rafael Barajas “el Fisgón”, que dieran a su colega, Julio Hernández, al preguntarles que: ¿si de hacerse la alianza con el Partido Verde Ecologista, le darían su voto?; la respuesta, en principio aclaratoria, palabras más, palabras menos, sería que: “no estaban de acuerdo, por su reprochable historial político, sobre todo del PVE, pero que de hacerse dicha alianza, si votarían por MORENA y sus aliados”.

La argumentación de ambos morenistas, se basa a su propio decir, en que: “la derecha se está fortaleciendo”, Barajas citaría a León Trotski, quien dijera en la década de los 30’s: “si logramos un desprendimiento del grupo fascista, con ese sector haremos alianza”; y así le fue a Trotski, diría yo.

Más valdría con dignidad y decoro, recordar cómo le fue a México con esa famosa y repudiada frase hecha por el ex presidente, Felipe Calderón: “YO GANÉ, HAIGA SIDO COMO HAIGA SIDO”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí