Juan Carrasco y Juan Banderas, dos Juanes destacados durante la revolución en Sinaloa

0
379
  • Juan Carrasco Aguirre nació en Puerta de Canoas, Mazatlán, el 24 de junio de 1876; murió asesinado en los límites de Nayarit cuando se dirigía a Durango, el 8 de noviembre de 1922.
  • Juan Manuel Banderas Araiza, nació en Tepuche, Culiacán, el 24 de junio de 1872; murió a balazos el 10 de febrero de 1919, en la dulcería y pastelería “El Globo”, de la ciudad de México.

JUAN CARRASCO AGUIRRE “EL CALERO”

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 2-Juan-Carrasco.jpg

En su natal Puerta de Canoas se dedicó desde joven a la producción de cal y material de producción, por lo que se le apodaba durante la Revolución mexicana como “El Calero”. Secundó el Plan de San Luis y operó cerca de Mazatlán. En la lucha contra Victoriano Huerta, participó en la Toma de Quilá en 1913, y al año siguiente en la de Mazatlán.

Dirigió el bloqueo a Mazatlán. Tenía el cuerpo cubierto de cicatrices producto de las heridas en batallas; aseguraba él que había participado en al menos veintisiete batallas.

En 1919 pidió permiso de retirarse del Ejército Constitucionalista para aceptar la gubernatura de Sinaloa, pero abandonó esta candidatura al caer de la presidencia Venustiano Carranza. Al ver mermadas sus aspiraciones combate al obregonismo en Sonora. El 24 de junio de 1922, en Hacienda e El Potrero, lanza su Plan por el que desconoce a Álvaro Obregón como Presidente de México.

Posteriormente, fue asesinado en los límites de Nayarit cuando se dirigía a Durango, el 8 de noviembre de 1922.

Texto: Juan Carrasco – Wikipedia

JUAN MANUEL BANDERAS ARAIZA “EL AGACHADO”

En un enfrentamiento mató a un minero norteamericano, por lo que tuvo que huir al estado de Durango. Fue perseguido por los rurales hasta la capital del estado, pero logró eludirlos.

Fortunato de la Vega, cacique de una extensa zona de los altos de Culiacán, arregló todo para que no se apresara a Banderas; lo protegió y lo empleó como guardián de sus fundos mineros. Cuando su sobrino Diego Redo tomó posesión del gobierno del estado, lo comisionó como guardaespaldas de éste.

Al iniciarse la campaña de Francisco I. Madero, Juan hizo suyas las ideas antirreeleccionistas, y el 20 de noviembre de 1910 salió de Culiacán en compañía de algunos conjurados, internándose en el monte, donde pronto reclutó un gran contingente listo para la lucha contra Porfirio Díaz.

Banderas recibió de Madero el grado de General y el nombramiento de jefe de la Junta Revolucionaria de Sinaloa y, poco después, por renuncia del gobernador interino, Lic. Celso Gaxiola Rojo, se hizo cargo del gobierno del 7 de agosto de 1911 hasta el 27 de septiembre del mismo año, cuando lo entregó a José Rentería, electo gobernador constitucional, después de una disputa con el ministro de Gobernación de Madero.

La indignación de Banderas fue muy grande, por lo que el 25 de octubre de 1911 expidió un manifiesto, en donde exponía su descontento contra éste por quitar y poner gobernadores en el estado, cosa que sólo podía hacer el pueblo sinaloense o el Congreso, que era su representante. Esto, decía Banderas, era el primer paso en el camino de una nueva dictadura, como la de Porfirio Díaz.

El 19 de junio de 1914 es firmante del acta de rectificación del Plan de ayala. Participó en la Convención de aguascalientes como representante de Zapata, además, se cuenta entre los que tomaron la ciudad de México y alrededores por grupos convencionistas, dominando la zona de Iztapalapa para los zapatistas.

Tiempo después se incorporó a las tropas villistas y, acompañado de Orestes Pereyra y otros Generales, invadieron al estado por la región norte de Sinaloa, donde recibieron el refuerzo de los indios que seguían al cabecilla indígena Felipe Bachomo.

El General constitucionalista Enrique Estrada, jefe de la División de Caballería del Noroeste, concentró sus tropas en la villa de El Fuerte para esperar la acometida villista, que tuvo lugar el 5 de noviembre de 1915, cuando cerca de dos mil hombres atacaron la población, defendida también por los Generales Mateo Muñoz y Jesús Madrigal.

Murió asesinado a balazos por el diputado Cor. Miguel Ángel Peralta en la ciudad de México, el 10 de febrero de 1919.


(Diccionario de generales de la Revolución. Tomo I).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí