El Ulama, juego prehispánico que aún prevalece en el sur de Sinaloa: Museo Arqueológico de Mazatlán

0
464
Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 102697341_887562698378457_6551881178404715113_n.jpg

En la actualidad el juego de origen prehispánico Ulama, sigue vigente en Sinaloa, siendo aun practicado en poblados como La Sábila en la sindicatura de El Quelite y Los Llanitos, así como en otras comunidades cercanas a la ciudad de Mazatlán y en el Municipio de Escuinapa.

El tipo de juego que se acostumbra en esta zona sur del estado, es el “Ulama de cadera”, el que se juega con dos equipos conformados por entre tres y seis jugadores cada uno; con una pelota que pesa entre tres y medio y cuatro kilos y que se golpea con la cadera o parte superior del muslo. Ha diferencia del juego de pelota de otras regiones de mesoamérica, donde el juego se desarrollaba en una cancha a base de arquitectura de piedra y en donde en algunos lugares utilizaban aros del mismo material (como en el centro y sureste del país), en el noroccidente, se juega en lo que se conoce como “taste”, que se trata de un campo, bastante firme, con forma rectangular de aproximadamente 60 metros de largo y 4 metros de ancho, delimitado en varias de sus secciones, por lineas marcadas en el suelo.

De acuerdo con los mas recientes trabajos etnográficos realizados, el Ulama solía jugarse a mediados del siglo XX, generalmente durante las fiestas patronales de algunas comunidades, lo que nos indica que este tipo de practicas, pasaron a formar parte de las celebraciones religiosas modernas.Se conocen variantes de este juego en otras regiones de Sinaloa, como lo es, el “Ulama de brazo”, en el norte, practicado con una pelota que pesa aproximadamente medio kilo y que se golpea con el antebrazo por abajo del codo; así también, el “Ulama de palo” que consiste en utilizar un mazo pesado para golpear la pelota.

Cabe señalar, que la practica de este deporte prehispánico y en especifico del “Ulama de cadera” en la actualidad se encuentra en peligro de extinción, pues son muy pocas ya, las familias que lo practican en el sur de Sinaloa, siendo uno de lo principales motivos el poco interés por parte de las nuevas generaciones de aprender y preservar este maravilloso juego, heredado de las antiguas culturas que se asentaron en esta zona hace cientos de años; como también, la casi total desaparición del árbol de hule, del que se utiliza su corteza para la elaboración de la pelota, han generado la disminución considerable de esta práctica.

Fuentes:”Ulama: Pasado, presente y futuro del juego de pelota mesoamericano”. Aguilar – Moreno, Manuel; en Anales de Antropología, V. 49-I. UNAM. 2015.

Elementos utilizados para la práctica del juego del Ulama:

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 103202898_887562165045177_7656982630805924931_o-1024x576.jpg


Pelota de hule de 3.5 kilos; traje, al que se le nombra “fajado” compuesto por la gamuza, que es de cuero o de tela y que se coloca como un taparrabo, otro elemento es el “chimali o chimale” que es un cinturón de cuero de aproximadamente cinco cm de ancho, que va ajustado alrededor de la cintura, así también la faja, que es una tira de tela que sostiene la gamuza y le da firmeza al área abdominal, los tres anteriores, proporcionan protección contra los desgarres que se puedan presentar al golpear la pelota.

En la imagen también se muestra un mazo de madera, con el que se practica el “Ulama de palo”, que como se menciona en el texto, se practica en otras zonas al norte del estado de Sinaloa.

Los objetos para la practica del juego de origen prehispánico del Ulama, se encuentran en exhibición en la sala cuatro del Museo Arqueológico de Mazatlán, no olvides pasar a conocerlos en tu próxima visita, una vez pasando esta contingencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí