Treinta años de fundada la Comisión Nacional de Derechos Humanos en México

0
238

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) se creó el 6 de junio de 1990, por decreto presidencial como un organismo desconcentrado de la Secretaría de Gobernación y tras una reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación en 1992, se elevó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos a rango constitucional, con personalidad jurídica y patrimonio propios.

En septiembre de 1999 la Comisión Nacional de Derechos Humanos se instituyó como una dependencia de plena autonomía y gestión presupuestaria y adoptó el nombre que ahora tiene: Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Con tal reforma se avanzó en la función del Ombudsman de México, capaz de proteger y defender los Derechos Humanos de los mexicanos.

Desde entonces, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos tiene las siguientes atribuciones:

  • Recibir quejas sobre presuntas violaciones a los DD. HH.
  • Conocer e investigar presuntas violaciones a los DD. HH. (a petición de parte o de oficio).
  • Formular recomendaciones públicas, denuncias y quejas ante las autoridades respectivas.
  • Conocer y decidir en última instancia las inconformidades que se presenten respecto de las recomendaciones y acuerdos de los organismos de derechos humanos de las entidades federativas; y por omisiones en que incurran dichos organismos.
  • Procurar la conciliación entre los quejosos y las autoridades señaladas como responsables, así como la inmediata solución de un conflicto planteado, cuando la naturaleza del caso lo permita.
  • Impulsar la observancia de los DD. HH. en el país y elaborar programas preventivos.
  • Proponer a las diversas autoridades del país que promuevan los cambios y modificaciones de disposiciones legislativas y reglamentarias, así como de prácticas administrativas para una mejor protección de los DD. HH.
  • Formular programas y proponer acciones en coordinación con las dependencias competentes para impulsar el cumplimiento de tratados, convenciones y acuerdos internacionales en materia de DD. HH. dentro del territorio nacional.
  • Elaborar y ejecutar programas preventivos en materia de DD. HH.
  • Supervisar el respeto a los DD. HH. en el sistema penitenciario y de readaptación social del país.
  • Proponer al Ejecutivo Federal, la suscripción de convenios o acuerdos internacionales en materia de DD. HH.
  • La observancia del seguimiento, evaluación y monitoreo, en materia de igualdad entre mujeres y hombres.
  • Investigar hechos que constituyan violaciones graves de DD. HH., cuando así lo juzgue conveniente o lo pidiere el Ejecutivo Federal, alguna de las Cámaras del Congreso de la Unión, el Gobernador de un Estado, el Jefe de Gobierno del Distrito Federal o las legislaturas de las entidades federativas.

En síntesis, la CNDH puede formular recomendaciones públicas autónomas, no vinculatorias y denuncias y quejas ante las autoridades respectivas, conocer y decidir en última instancia las inconformidades que presenten respecto de las Recomendaciones; así como procurar la conciliación entre los quejosos y las autoridades señaladas como responsables, además como la inmediata solución de un conflicto planteado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí