Albert Kimsey Owen, el de la utopía socialista en el norte de Sinaloa

0
219
Imagen: https://horizontal.mx/la-utopia-y-topolobampo/

Nació el 20 de mayo de 1847 en Chester, Delaware Country, Pennsilvania

Fue hijo de Harriet Moffit y del doctor cuáquero Joshua K Owen que había servido como jefe de Cirujanos en el cuerpo de Voluntarios durante la guerra civil a las órdenes del Gral. Ben Butler. Joshua K. Owen había sido amigo de Abraham Lincoln y del Gral. Ulises S. Grant. Fue criado en el seno de un hogar cuáquero, donde siempre se habló de fraternidad humana y de desprecio a los valores materiales frente a los espirituales.

Había en su hogar una gran biblioteca con libros científicos y religiosos, un piano, un parque privado donde la familia Owen mimaba abejas y flores, árboles y pájaros y un acuario donde los peces y las plantas marinas provocaban dulces disquisiciones sobre la creación del mundo.

Al quedar viudo su padre llevó consigo a sus dos hijos –Albert y Alfred– a través del territorio norteamericano, ya fuese en los campos de batalla durante las ofensivas del ejército del norte o en el territorio de los indios, durante las expediciones de conquista del oeste.

Antes de los 15 años Albert K supo de las jornadas mortales a través de los desiertos ; de las noches frías pasadas al pié de los cactos, sobre el suelo traicionero plagado de serpientes venenosas, escorpiones y tarántulas, escuchando a su alrededor el aullido de los coyotes y las narraciones de los soldados acerca de las crueldades de los indios sioux, kiowas, navajos y comanches, coleccionadores de cabelleras rubias.

El muchacho de 10 años acompañó a su padre en los combates, incorporado al ejército del Potomac ; participó en la ofensiva del Gral Grant sobre Richmond y en la captura del ejército rebelde del Gral Robert E Lee. En sus primeros años la educación de Albert K estuvo al cuidado de su padre. Posteriormente, al terminar la guerra, fue enviado a estudiar a Pennsilvania donde cursó la carrera de ingeniero civil. En abril de 1866 el padre y sus hijos embarcaron para Europa en viaje de estudio.

Recorrieron todos los países europeos y parte del cercano Oriente. Tres mil millas de esta peregrinación fueron cubiertas a pie “para observar mejor la vida de los pueblos que visitaban”. El padre y Alfred regresaron a los EE UU pero Albert K decidió quedarse para visitar detenidamente, a pie, por supuesto, Inglaterra, Irlanda y Escocia. Dos meses más tarde regresaba a los EE UU para iniciar, a los 19 años de edad, sus actividades profesionales como Jefe de Planeación del ferrocarril de Chester Creek. Poco después se le encomendaba la realización del Plano Regulador de la ciudad de Chester lo que le permitió adquirir experiencia en los problemas de urbanización.

De allí Albert K pasó a Colorado para encargarse del trazo del ferrocarril Clear Creck Canyon. Su capacidad, su talento y su magnética personalidad atrajeron la atención de los magnates ferrocarrileros que lo incorporaron a la expedición organizada para abril rutas en México. En 1875 Albert K conoció en New Jersey al matrimonio Edward y Marie Howland, socialistas, discípulos del utopista Francois Fourier, que habían residido muchos años en París e, inclusive, habían participado en algunos de los falansterios comunalistas creados en Francia a mediados del siglo XIX.

El matrimonio Howland inició a Owen en los misterios de la nueva filosofía social. Las bellas teorías encontraron un campo abonado en la mente fecunda del inquieto constructor de ferrocarriles. Albert K a partir de entonces bebió literalmente en todas las fuentes del pensamiento social de la época ; es indudable que conoció el marxismo y las obras de Engels, así como las de los socialistas cristianos, pero no se decidió por ninguna de esas doctrinas sino que prefirió construir su propia filosofía. Owen, pese a su tesis de cooperación era rabiosamente individualista.

Sus estudios, sus observaciones, sus deducciones, dieron como fruto un libro, Integral Co-operation, en el que presentaba su plan para reorganizar la sociedad, consistente en sustituir el sistema de libre empresa por el de la cooperación integral.

Owen sostenía que los dos problemas principales de la organización social eran el de la producción y el de la distribución y que los dos deberían ser sueltos simultáneamente ; la misión de los socialistas __decía__ debe ser la de llevar al ánimo del pueblo y de todas las clases sociales la convicción de que en la resolución del segundo término del problema (la distribución) está el secreto del éxito y que para ello es necesario fundar industrias cooperativas y, en general, imponer un orden de equidad en todos los asuntos de la humanidad. Influído evidentemente por su maestro, Robert Owen, Albert K estuvo convencido desde el principio, como antecesor, de que México era el sitio ideal para poner en práctica su teoría, pero en todo México no había un lugar más adecuado para su proyecto que Topolobampo, donde se podría disponer de un suelo virgen cruzando por el poderoso río Fuerte, de la riqueza de la sierra de Chihuahua, de un buen clima y, sobre todo, se estaría lejos de las influencias perturbadoras de los grandes centros comerciales y políticos del mundo.

Murió tranquilamente en Nueva York en 1916, mientras cultivaba rosas en su jardín. https://www.monografias.com/trabajos27/topolobampo/topolobampo.shtml#albert

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí