“Devastación total” de la economía de Las Vegas por el conavirus

0
420

La ciudad de los casinos, cuya actividad está completamente ligada al turismo, se queda en dos meses paralizada y sin perspectivas de recuperación por el coronavirus

En la capilla de bodas rápidas Viva Las Vegas siempre habrá un Elvis. Que vuelva a haber bodas, está por ver. El dueño, Ron Decar, ha visto desaparecer el negocio de un día para otro. No decaer, desaparecer. En los últimos dos meses de cierre por el coronavirus ha perdido 600 bodas. El pasado miércoles, Decar mostraba las modificaciones que ha hecho en este establecimiento clásico de Las Vegas. Tiene la intención de reabrir el día 15, de acuerdo con las fases de desescalada de la cuarentena en el Estado de Nevada. Ha puesto pegatinas en el suelo para medir la distancia entre los invitados. Se sentarán separados dos metros en los bancos de la capilla. Habrá gel desinfectante. Decar se seguirá vistiendo de Elvis, pero con mascarilla. “Nosotros estamos en el negocio de juntar a la gente, no de separarla”, se lamentaba.

El concepto de normalidad en Las Vegas ya era discutible antes de la pandemia. Normal, no es. Pero la imagen de estos días roza lo surrealista. Todos los casinos de la ciudad están cerrados por orden del Estado. Los pocos hoteles que funcionan no tienen servicios y operan al 5% de su capacidad. La comida solo se sirve a domicilio. El aeropuerto está desierto. En el famoso Strip, la calle de los hoteles y casinos, familias de residentes pasean en bicicleta con los niños por mitad de la calzada. Los adolescentes hacen carreras en monopatín entre los casinos. No hay música, ni fuentes, ni nada que anunciar. Es como si alguien hubiera dejado abandonado un enorme decorado, vacío y silencioso en medio del desierto.

Detrás de ese decorado se está gestando una catástrofe económica y, posiblemente, humana. La región de Las Vegas tiene dos de los tres millones de habitantes de Nevada. El Strip de Las Vegas es el corazón económico del Estado. La autoridad de turismo de la ciudad calcula que 368.000 empleos (el 37%) dependen del turismo. Las Vegas tiene 150.000 camas de hotel (más que Nueva York) con una media de ocupación del 90%. El turismo generó 57.600 millones de dólares en 2018, el 51% del PIB del sur de Nevada.

La ciudad entera depende de actividades que están paralizadas y, además, no van a volver en un futuro cercano: hoteles, restaurantes, juego y espectáculos. Lo que en otros lugares es una parte de la economía, en Las Vegas es la economía, sin más. Alan Feldman, exejecutivo de MGM y experto en Juego Internacional de la Universidad de Nevada, lo califica de “devastación total”. “Es un cierre completo. Trato de cuidar las palabras porque me empiezan a faltar. ‘Sin precedentes’ ya no vale. Es una destrucción competa de todo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí