Teodoro Mariscal Ahumada, nació un día como hoy de 1898. Lo nombra el estadio de béisbol de Mazatlán

0
926
Guaymas y Culiacán escoltando al Sr. Manuel Félix, Saúl Aguilar y Don Teodoro Mariscal. https://www.historiadehermosillo.com/htdocs/BASEBALLMEXPAC/ANEXO.htm

Don Teodoro Mariscal Ahumada nace un 2 de mayo de 1898 en El Verde, Concordia y falleció un 27 de diciembre de 1955. Fue un hombre visionario, cuyo amor y pasión por el béisbol lo convirtieron en el precursor del movimiento profesional de este deporte en los estados de Sonora y Sinaloa.

Imagen tomada de:  http://www.salondelafama.com.mx/

Inicio patrocinando equipos en Sonora al ser Gerente de la empresa Woheller Bartneg en Navojoa desde principios de las años 20’s, donde junto con Martín Careaga, gerente de la Casa Melcher dieron vida al primer equipo en Navojoa, jugando un 25 de julio de 1922 su primer encuentro contra Cócorit, a quien derrotaron por 4-2, permaneciendo hasta fines de 1931 en tierras de la región del mayo, siendo “Cubanos” el último equipo que patrocino en tierras sonorenses.

Al dejar Navojoa y pasar a radicar en Mazatlán laboro como gerente de la Casa Melcher siendo en 1941, cuando Don Teodoro asumió la dirección del comité del estadio y comenzó a restaurar el desmantelado parque de béisbol, organizando además juegos de béisbol. Y es que allá por esos años, no había campo donde jugar, pues el viejo parque Mazatlán había sido derribado en 1938.

A fines de 1942, cuando el nuevo estadio Mazatlán estaba más o menos listo, don Teodoro Mariscal contrató al lanzador cubano Ramón Bragaña, pitcher estrella del Azules de Veracruz para reforzar a Mazatlán, en una serie contra Culiacán. Los otros abridores eran nada menos que Daniel Ríos y Armando “Indian” Torres, que brillaban entonces para Monterrey y el México, respectivamente, además de incluir a Alberto “Felino” Cárdenas y Mario Collazo, compenetrando a los mazatlecos aun más por este bello deporte y así afianzó la afición en esta ciudad para un béisbol de mejor calidad. Para entonces ya existía la rivalidad deportiva entre Mazatlán y Culiacán, rivalidad que hasta hoy día ha perdurado. 

A fines de 1943 Don Teodoro Mariscal y Antonio Zazueta Villa pensaron que, aprovechando este pique ancestral entre Culiacán y Mazatlán, podrían traer dos equipos con jugadores profesionales que vinieran a jugar, uno a Culiacán y otro a Mazatlán y así idearon la organización de una liga de béisbol con jugadores profesionales, la cual echaron a rodar el día 30 octubre de ese año.

En el Hotel Moderno de Hermosillo se reunió con los señores Enrique Peña Bátiz de Culiacán, Florencio Zaragoza Moreno de Guaymas, Rogelio Rodríguez Torres de Empalme, Juan Chávez Echegoyén y Fernando M. Ortiz de Hermosillo y el 6 de junio de 1945 se constituyeron en fundadores de la Liga de la Costa del Pacífico, con cuatro equipos: Ostioneros de Guaymas, bajo las órdenes de Agustín Bejerano; Tacuarineros de Culiacán, con Manuel Arroyo; Venados de Mazatlán, dirigido por Manolo Fortes y Queliteros de Hermosillo con Francisco “Viejo” López.

Con estos cuatro equipos arrancó el circuito de invierno un 27 de octubre de 1945, teniendo como Alto Comisionado de la liga al inmortal Alejandro Aguilar Reyes “Fray Nano”. En la primera temporada Don Teodoro Mariscal fue designado presidente de la Liga; Florencio Zaragoza, Vice-Presidente; Ramón A. Robles, Secretario; Justo Ornelas, Tesorero y como vocales Enrique Peña Bátiz y Fernando M. Ortiz.

Texto: Efemérides Sinaloenses, de Luis Antonio García S., 2010

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí