RAFAEL DE LA VEGA Y RÁBAGO, Primer Benemérito del Estado

0
260

Nació el 27 de abril de 1799 en la Villa de Culiacán.

“Hombre de talento, educado en Europa y bien intencionado, vio elevarse su estrella política cuando fue electo diputado al Primer Congreso Constituyente del Estado y tal vez hubiera hecho una buena labor de no haberse interpuesto a los intereses de la facción veguista.

Su actuación durante la guerra de intervención de 1847 fue patriótica y a la altura de las circunstancias y en recompensa a ello fue declarado Benemérito del Estado, siendo el primer ciudadano que recibió este honor.

Por desgracia, tan distinguida designación le fue otorgada por el congreso en que predominaron sus familiares. (Antonio Rosales, Domingo Rubí, Francisco Cañedo, Ángel Flores y Eustaquio Buelna, recibieron este reconocimiento en 1967).

Murió el 5 de junio de 1849 en el pueblo de Santa Anita, D.F.”.

“Era generoso, de buena índole y muy solícito por el agradecimiento de Culiacán. En cambio, no había durante su administración, regularidad para la Hacienda Pública; la justicia casi siempre se administraba al antojo de los intereses y empeños de la familia de que era jefe y la cual aumentó sus riquezas en ese tiempo; las elecciones se hacían en todo el estado en las casas de sus agentes, de donde a menudo salían confeccionadas sin percibirse el pueblo de la completa suplantación de sus votos; el contrabando estaba a la orden del día; no se pagaban sus sueldos sino a pocos favorecidos, la venalidad de las autoridades y empleados estaba muy generalizada y en los distritos no se promovía ninguna mejora material”.

(Datos de Eustaquio Buelna, tomados del Diccionario de Amado González Dávila).

Más información: http://www.lavozdelnorte.com.mx/2020/02/15/rafael-de-la-vega-y-rabago-benemerito-del-estado-de-sinaloa/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí