RUMBO POLÍTICO/ ¿PORQUÉ TEMEMOS A LA REELECCIÓN? / Ulises Milán*

0
247

Mazatlán, Sinaloa; Muy buen día estimados lectores, de nueva cuenta aquí estoy escribiendo para ustedes y deseándoles como siempre que cumplan todos los sueños y metas en su vida. ¡LES MANDO UN ABRAZO, ANIMO!

Quiero hablar de este tema como algo que marca el actual momento histórico de nuestro país; primero como una propuesta que tiene un significado histórico y segundo como un término que propone un avance en los sistemas democráticos.

¿Porqué como contexto histórico?, si bien es cierto México a lo largo de 110 años considerando cuando se dio la revolución mexicana; ha experimentado diversos momentos políticos que lo han llevado a tener dictaduras militares y dictadura presidencialistas terminada la pos revolución.

Los mexicanos de aquel tiempo, los que les tocó vivir los Gobiernos de Porfirio Díaz y los consecuentes gobiernos después de su derrocamiento, no tenían derechos individuales garantizados como tal, para poder ser “ciudadanos libres” per se en el sentido constitucionalista.

Porfirio Díaz y otros presidentes como Venustiano Carranza y el propio Juárez, utilizaron el poder para desafiar a sus enemigos políticos y ello incluye a mexicanos, ciudadanos, que bajo la vida sociopolítica de esos gobiernos por ejemplo, tenían que enfrentar un orden basado en la rectoría del Estado con un poder concentrado en el Presidente de la República; lo que le otorgaba facultades extraordinarias, para ejecutar acciones políticas para “el pueblo”.

Los derechos individuales siempre han sido una lucha constante en nuestro país, debido a la transformación histórica que se ha tenido hasta la actualidad, México ha sucumbido ante el poder desde el interior y el exterior, y es por ello que la frase que utilizó Francisco I. Madero “Sufragio efectivo no reelección”; fue más que un simple juego de palabras; representaba un nuevo orden político en busca del poder y en su consecuencia.

Por ello cuando los mexicanos escuchan que alguien se quiere reelegir, inmediatamente lo relacionan con Porfirio Díaz en su letargo gobierno de más de 30 años.

Lo relacionan con un peligro para México, y con la concentración de poder político bajo el mando de un solo hombre. Sin lo anterior no tendría sentido hasta nuestros días lo que es hoy nuestra república que si bien cabe decir está sostenida bajo el pacto federal pero a su vez con una agenda de gobiernos presidencialistas y no parlamentaristas.

Hoy por hoy, sigue teniendo más que nunca la fuerza el Presidente de la República y usted puede observarlo con la aprobación que si bien ha caído sobre López Obrador, también sigue siendo importante en todo el territorio nacional en sentido positivo. Los mexicanos siguen creyendo en el “milagro democrático de un solo hombre como su salvador”, es una especie de cultura colectiva difícil de desarraigar bajo el mando de un ser omnipotente que venga a poner orden a toda esta sociedad sin gobierno.

Como antecedente podemos decirles que en 1933 el Partido Nacional Revolucionario PNR, mismo que se fundó en 1929 y que fue el abuelo del PRI; con una amplia mayoría, desecha en la cámara de diputados federal la propuesta de la reelección; pero cabe destacar que este hecho se dio por la concentración de poder que hacía ese partido político respecto de otros entes que se sumaron al PRM Partido de la Revolución Mexicana y consecuentemente al PRI.

En pocas palabras, sus adversarios políticos recibirían “premios de poder” por adherirse en “unidad” a este partido político.

En 1964 el Partido Popular Socialista PPS, de izquierda; también llevó la iniciativa sobre la reelección legislativa, igualmente fue desechada. En 2005 en el periodo de Vicente Fox, primer presidente de la alternancia en México, se discutió y rechazó en el Senado la propuesta, con 51 votos en contra y 50 a favor.

Posteriormente Felipe Calderón Hinojosa utilizando las atribuciones que le confiere sobre presentar iniciativas, este mandó a la cámara baja la de reelección legislativa en 2009 con la atenuante de 12 años o 4 periodos.

En el 2010 el PRI presentó la propuesta con 9 años para poder reelegirse los Diputados Federales y 12 años para Senadores, igualmente fue desechada.

Hay quienes han criticado la reelección legislativa, pero el mexicano promedio tiene dudas, sobre su eficacia en el sistema político actual. Pero nuestro país aún, sigue otorgando bajo el régimen presidencialista, el avance de nuestra vida democrática a una persona: el presidente de la república.

Es por ello que, el pasado no deja de hacer presencia en la mente colectiva de los mexicanos en contra de la reelección legislativa o presidencial.

*L.C.C Héctor Ulises Milán Guevara/ Gerente Ejecutivo de USCADSIN Unión de Sociedades Cooperativas y Actividades Diversas de Sinaloa y Nayarit/ Ex asesor de legisladores del PAN/ Columnista en medios digitales/ Integrante del Fondo de Agua y Cobalpre Comité Baluarte Presidio/Integrante de COADES Confederación de Organizaciones Acuícolas del Estado de Sinaloa/ Fundador y Presidente del “proyecto” UNIDAD DEMOCRÁTICA SINALOA “Juntos por la Libertad” (Movimiento político ciudadano).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí