COLECTIVO REVUELTAS/ LA CUARTA TRANSFORMACIÓN DE MÉXICO, PARTE II/

0
69

Por Sergio Valle y Pedro Rodríguez.

COLECTIVO REVUELTAS

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN DE MÉXICO, PARTE II

Por Sergio Valle y Pedro Rodríguez.

Resultado de imagen para JOSE REVUELTAS CAREICATURAS

Ese acontecimiento de insurgencia electoral, de carácter histórico trascendente, único en la historia reciente de México – las elecciones de 2018 -, es la conjugación, confluencia y repercusión de la lucha del pueblo mexicano por su emancipación, utilizando todos los medios a su alcance, expresada desde los movimientos sociales y políticos de masas, de fines de la década de los 30, de los movimientos campesinos en la década de los 40, como los movimientos feminista, magisterial, ferrocarrilero, médico, radical campesino, estudiantil y de los movimientos de liberación nacional de la década de los 50 y 60. También, de los movimientos urbano popular, campesino, radical urbano, democrático sindical y estudiantil de la década de los 70 y 80; del movimiento indígena, estudiantil, magisterial, minero, electricista, electoral, ambientalista, de género, de autodefensa, de los derechos civiles en la década de los 90, de los movimientos por los derechos humanos, político – económicos, político – electorales, culturales, ambientales, lesbicogay, feminista, movimientos campesino – ejidal, de los pueblos originales, de los movimientos en contra de la desaparición forzada, por la justicia, paz y dignidad, de los movimientos ecológicos contra la degradación y depredación ambiental y, contra la carestía de la vida de la primera década y fines de la segunda década del siglo XXI. Entre muchos movimientos de lucha reivindicatoria y de transformación social.

Para la alternativa política real de Izquierda en el seno del pueblo de México, siempre presente en la lucha histórica por la transformación profunda en una nueva sociedad mexicana, la modalidad de acumulación capitalista imperante en México es la causa de las condiciones de atraso y subordinación de nuestra economía.

Esta modalidad de acumulación también se traduce en el plano político como una seria limitación para transitar a una democracia participativa directa, porque el pueblo en el poder, es donde radica la Soberanía de la Nación y no entre grupos minoritarios, bajo cobijo de la democracia burguesa y de sus instituciones. 

El Gobierno Federal, los gobiernos estatales, la mayoría de los gobiernos municipales, el Congreso de la Unión, el Poder Judicial Federal y Estatal, los congresos locales y otros aparatos del Estado, han actuado como instrumentos del poder hegemónico de la clase dominante, rapaz y explotadora.  

Desde mediados del siglo XIX, las principales iniciativas estratégicas para promover la acumulación capitalista imperante, se da con la hegemonía de los propietarios de los monopolios y oligopolios, siendo los determinantes de las acciones del Estado.

Por eso, para la izquierda acompañante del pueblo de México, en la amplia lucha de masas, el objetivo central no es sólo la conquista del poder público, sino sobre todo, la transformación de la sociedad en un nuevo orden económico y político, a fin de desaparecer la explotación del hombre por el hombre y así permitir, el surgimiento del trabajo emancipado. Una economía cuyo objeto central sea el bienestar humano y el desarrollo social.

Nadie podrá recriminar a esa tendencia política de organización y de manifestación de las ideas y pensamiento, el estar ausente en la cuarta transformación de la vida pública de nuestra nación.

Un gobierno federal contundentemente legitimado por la expresión mayoritaria de la voluntad popular, debe impulsar, en definitiva, una nueva república: la de la cuarta transformación.

Ningún gran movimiento social transformador, puede tener como signo, el desarrollo del capitalismo. Ante eso, una cuarta transformación, requerirá de la ruptura con el actual modelo de desarrollo.

Si las  revoluciones de Independencia, Reforma y Revolución parieron nuevas constituciones (evidencias históricas insoslayables), luego entonces, la fundación de una nueva república, requiere la reformulación jurídica de un nuevo pacto social, con la promulgación de una nueva constitución.

Una patria nueva en la cuarta transformación requiere la participación de las masas populares, a través de su independencia ideológica y organizativa, de sus movimientos y su acción colectiva, y sus prácticas en la democracia directa, con la intención de destruir las relaciones sociales capitalistas, la explotación y opresión humana; a fin de construir una sociedad comunitaria, es decir, una sociedad de individuos libres, solidarios, donde prevalezca la ayuda mutua y la reciprocidad, promotora del desarrollo integral y pleno del ser humano.

La regeneración nacional va ineludiblemente por un replanteamiento del régimen político para impregnarlo de representatividad, de instituciones del Estado, operado por personas idóneas y profesionales con el objeto de cumplir su mandato constitucional, además de sólidos mecanismos para la rendición de cuentas, de control y acotamiento del poder, de protección ciudadana ante el abuso de los gobernantes. Una regeneración trascendental, reconstructora  desde los fundamentos, permanente, más allá de la voluntad de un gobernante o, de grupos minoritarios.

El impulso del movimiento nacional, Morena y aliados, aspira a conducir la transformación de la vida pública. Surge con el propósito de acabar con el sistema de oprobio prevaleciente en México, con la convicción genuina de hacer valer la máxima, donde: “sólo el pueblo puede salvar al pueblo y, sólo el pueblo organizado puede salvar a la nación”. Todo esto,siendo posible, con  una política decidida de los ciudadanos, dotándola de una ética democrática y con la vocación de servicio a los demás. Demostrando así, el axioma planteado: “hay más alegría en dar, que en recibir (AMLO, 2018).                          

Este proceso renovador de nuestra patria, pasa por soluciones de raíz en la inmensa mayoría de los problemas de la sociedad mexicana, mediante una transformación con base en las relaciones profundas de los seres humanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí