LA CUARTILLA / ERNESTO CARDENAL: EL TELÉFONO DE DIOS

0
62

GILDARDO IZAGUIRRE FIERRO
Se nos murió el poeta de los salmos, de las oraciones revolucionarias; el poeta y cura que subió a la montaña a decirles misa a los muchachos sandinistas. La verdad pensaba que era inmortal, lo conocí al inicio de los setenta del siglo pasado, me lo presentó aquí en Mazatlán, el profesor Elías Miranda; claro, por supuesto, a través de sus “Salmos”, y me dijo que lo había conocido en Cuernavaca, por allá a fines de los 50 o inicios de los 60, cuando estuvo en el monasterio de los benedictinos.

Tuvo una larga vida, que le dio tiempo de ser cura, escultor, poeta, fundador de una comunidad cultural-religiosa en una isla del Lago de Nicaragua (que fue aniquilada por Somoza), participar en dos levantamientos contra el Dictador (la revolución de abril y la Sandinista), ministro de cultura y duro crítico de la desviación ideológica de los jefes sandinistas, que se puede consultar en el Tomo 3 de sus memorias, que precisamente lo titula “La Revolución perdida”.
Después de la muerte de Marylin Monroe, el poeta nos convocó a orar por esta bella mujer y compuso el poema “Oración por Marylin Monroe”, y que comienza diciendo: “Señor
recibe a esta muchacha conocida en toda la Tierra con el nombre de Marilyn Monroe”, y desgrana en unos cuantos versículos la vida de esta huerfanita, violada a los nueve años, empleada de piso en una tienda y que soñaba con ser estrella de cine; lo fue, la usamos y la tiramos. En el mes caliente de Agosto, 1963, en los Ángeles: “La hallaron muerta en su cama, con la mano en el teléfono y los detectives no supieron a quién iba a llamar”. Y concluye el poeta:
Señor: quienquiera que haya sido el que ella iba a llamar; y no llamó (y tal vez no era nadie
o era Alguien cuyo número no está en el Directorio de los Ángeles). ¡Contesta Tú al teléfono!.

En este primero de marzo del 2020, a lo orilla de la primavera, el poeta marcó al teléfono del cielo y su Dios le contestó. Se murió el poeta, un hombre extraordinario.
(Nota 1: Sus memorias están en tres tomos: “Vida Perdida”, “Ínsulas Extrañas” y “Revolución perdida”, las puede conseguir en la librería Educal. Vale el gozo (no la pena) leerlas).


(Nota 2. El domingo 8 de marzo, por la mañana hay que acompañar a las mujeres en su protesta universal contra la opresión histórica y en su lucha por igualdad de derechos. Es una lucha nuestra, desde la revolución francesa hasta este aciago 2020).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí