CUARTILLA/ LA NOTA EBRIA / Gildardo Izaguirre Fierro

0
257

Después del “Shock” sufrido por la paliza a los venados, se requería de un evento fuerte que nos levantara el ánimo y la autoestima. Este llegó pronto, de la mano y la garganta del principal y ejemplar ciudadano mazatleco, el Primer Edil, el alcalde de la ciudad, que con valentía y pundonor, mientras el Julión cantaba, se levantó y a pico de una botella, verde botella, se aventó un pajuelazo de cinco segundos, con gran estilo de gran bebedor y garganta blindada a los alcoholes fuertes, para demostrar que así son los hombres lomo plateado que no se arredran ante las derrotas.
Con el golpe de un solo trago fuimos reivindicados y nos inauguramos como un municipio con el sello cultural “Buchón”, ya que precisamente, esta cultura tuvo como fundador al recordado Chalino Sánchez que en los años ochenta introdujo la moda de esa bebida verde que se llama Buchanan, pero la plebe lo pronunciaba mal y se escuchaba algo así como “buchoanas” que derivó en buchonas y buchones. Y así cantan Los Tucanes: Cuando me muera no quiero/llevarme un puño de tierra/échenme un puño de polvo/y una caja de botellas/pero que sean de Buchanan’s/y el polvito que sea de reina.
Pero quizá el motivo de contento y euforia por el trago de este Alcalde, de gustos tan refinados, también haya sido el éxito que tuvo con embaucar a los europeos con una ficticia “Riviera Mazatleca”, ya que ni siquiera la palabra “Riviera” tiene algún significado en español, si acaso en francés, “riviere” significa río (los pinches franceses le pusieron “Riviera francesa” a la costa azul y de ahí se copió el nombre, aunque no tenga nada que ver con ríos). Dice el escritor Juan Domingo Argüelles, que los empresarios y el gobierno de México se avergüenzan del idioma español y “son capaces de imitar idioteces que no corresponden a idioma alguno, pues el uso de “riviera”, no es español ni es francés ni es inglés; es una idiotez”. Si en verdad van a empujar ese proyecto, pónganle RIBERA (así con B de Burro), que se refiere a todo lo que hay a un lado del mar o de un río. En fin, tómese un buche de “bucanan” y siéntase buchón, como nuestro alcalde de Zalamea.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí