HACIA UNA POLÍTICA CIUDADANA DE CULTURA POPULAR/ Colectivo para la Creatividad Cultural (CCC) /Miguel Ángel Ramírez Jardines

0
60

La cultura es el conjunto de significados compartidos socialmente acerca del mundo y la vida que se expresan en la mente como pensamientos, creencias y emociones; también en los gestos y movimientos del cuerpo y en todo tipo de relaciones sociales que nos hacen ser y actuar de cierto modo en el trabajo, la educación, la comunicación, el tránsito, el gobierno, la familia, etc. y que toma forma en las normas, valores, rutinas, rituales, costumbres, fiestas y tradiciones colectivas, etc.

Por eso se puede hablar de cultura de paz, cultura escolar, cultura regional, cultura ecológica, cultura vial, cultura de consumo, cultura política, cultura carnavalesca, etc. Pero también en sentido negativo se puede hablar de una cultura de violencia, de la cultura del narco, de la cultura de la corrupción, etc.

Por lo mismo, hay formas culturales que deben ser rescatadas y otras que deben ser desechadas. Así, el surgimiento de nuevas formas culturales siempre deben incluir lo más valioso de las culturas locales, nacionales y mundiales. Es decir, rescatar y construir una manera de significar el mundo y la vida y una forma de ser colectiva que nos permita ser mejores ciudadanos, mejores familias y mejores grupos sociales.
En Mazatlán debemos impulsar lo mejor de la cultura tropical de nuestra tierra, de una tierra con mar que influye en las actividades turísticas, pesqueras y comerciales. Su vocación turística está determinada por las riquezas naturales como las playas, las tres islas, su cerro del Crestón, y sus riquezas culturales como el malecón, su gastronomía marisqueña, su cerveza, su ropa ligera, su estadio de béisbol, su música de banda y norteña; la belleza y calidez de sus hombres y mujeres y su Centro Histórico que se ha forjado como el centro cultural por excelencia donde se llevan a cabo la mayor parte de los eventos públicos de calidad mundial, principalmente de música, literatura, danza, teatro y otras bellas artes en sus galerías, auditorios, museos, librerías, plazuelas donde se realizan una variedad de actividades culturales para turistas locales y extranjeros.

Esa vocación es una condición histórica que ha instituido la oferta cultural del carnaval, la semana de la moto, los múltiples eventos en semana santa, etc. En realidad el turismo ha encontrado además del mar y sus playas un destino con atractivos programas culturales ofrecidos en el centro histórico.

Sin embargo, tales actividades no llegan al grueso de la población, ya que ésta se ha extendido hacia el sur y hacia el norte y no hay infraestructura suficiente que posibilite realizar una extensión cultural sostenida de eventos para las clases populares. La programación de las actividades culturales en el centro histórico se ha convertido paulatinamente en una política de corte elitista, definitivamente.
Es muy lamentable la ausencia de una política cultural por parte del gobierno municipal y del estatal, específicamente para los sectores populares de Mazatlán. El gobierno actual no puede dejar de dar una alternativa para enriquecer el nivel cultural de la población. Recuérdese que la mayor riqueza de un pueblo es su cultura.
Nuestro Colectivo para la Creación Cultural (CCC), estará impulsando próximamente un conjunto de actividades que llevan como fin impulsar la creatividad cultural de nuestra gente, o dicho de otro modo, impulsaremos la cultura popular de Mazatlán.

Dr. Miguel Ángel Ramírez Jardines. Académico y activista social, se integra al equipo de columnistas de Reporte Naranja, contribuirá con análisis de la cultura, política y de la problemática social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí