Giran orden de aprehensión contra el ‘Mini Lic’ por asesinato de Javier Valdez

0
216

SEMANARIO ZETA TIJUANA
Ciudad de México.-La Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo este jueves 23 de enero, una orden de aprehensión en contra de Dámaso López Serrano, alias “El Mini Lic”, quien es señalado como presunto autor intelectual del homicidio del periodista sinaloense Javier Valdez Cárdenas, informó el Semanario Zeta de Tijuana.

El 15 de mayo de 2017, en Culiacán, Sinaloa, y con motivo de su actividad periodística, Valdez Cárdenas fue asesinado por múltiples disparos de arma de fuego al salir de las oficinas del semanario Río Doce, del cual fue cofundador.
La FGR indicó que toda vez que el “Mini Lic” se entregó a las autoridades de los Estados Unidos en julio de 2017 y se encuentra bajo proceso penal por otros delitos en dicho país, la Fiscalía inició, “de inmediato”, todas las gestiones necesarias para obtener la extradición de López Serrano.
En ese momento se iniciaron las investigaciones por los hechos, las cuales permitieron identificar y obtener órdenes de aprehensión en contra de Juan Francisco “P”, Heriberto “P” y Luis Idelfonso “S”, por su probable responsabilidad como autores materiales de dichos hechos.
Sin embargo, insistió la FGR, había quedado pendiente la parte más importante de esta investigación: ubicar y acreditar la autoría intelectual.
Por ello, este día, la FGR, a través de la Fiscalía Especializada en Materia de Derechos Humanos, obtuvo de un Juez Federal de Control en el estado de Sinaloa, orden de aprehensión en contra de López Serrano, por su probable responsabilidad como autor intelectual del homicidio del periodista.
A finales de agosto del 2019, “El Mini Lic” fue trasladado a una nueva prisión, después de haber recibido amenazas de muerte por declarar contra su paisano Jesús Raúl Beltrán León, alias “El Chuy Raúl” o “Trébol”, sentenciado el pasado 6 de agosto en la Corte Federal del Distrito Norte de Illinois (Chicago), a 28 años de prisión, por ser uno de los coordinadores del narcotráfico para el Cártel de Sinaloa en Estados Unidos.
El Sistema de Prisiones de Estados Unidos (USBOP, por sus siglas en inglés) decidió trasladar vía aérea al hijo del capo Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, desde el Centro Correcional Metropolitano (MCC, por sus siglas en inglés), en Nueva York, al Centro Federal de Transferencia (FCT, por sus siglas en inglés) de Oklahoma City, una cárcel de mediana seguridad.
Ello después de que López Serrano -de 29 años de edad, originario de Eldorado, Sinaloa- testificó en el juicio sobre la presunta peligrosidad de “El Chuy Raúl”, ya que solía trasladarse armado con un fusil de asalto AK-47 o “cuerno de chivo” bañado en oro, además de que consumía cocaína y bebía mucho alcohol.
El “Mini Lic” afirmó que Beltrán León -cuñado y lugarteniente de Jesús Alfredo Guzmán Salazar, “El Alfredillo”-, intentó evitar su testimonio y llegó a ofrecer 25 mil dólares a miembros de la pandilla Four Corner Hustlers, para que le “partieran la cabeza”, mientras él estaba recluido en la Cárcel Metropolitana de Chicago.
López Serrano, hijo de “El Licenciado” -socio y compadre del capo Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, “El Chapo”-, se entregó hace dos años en la frontera con México a agentes del Gobierno de EE.UU, y desde entonces ha colaborado con las autoridades en varios juicios contra el Cártel de Sinaloa, por lo que es considerado “un hombre marcado”.
“El Mini Lic” está acusado desde el 9 de agosto del 2016, por la Fiscalía del Distrito Sur de California -con base en San Diego-, de los delitos de asociación delictuosa para introducir y distribuir metanfetaminas, cocaína y heroína en EE.UU. López Serrano se entregó a agentes de la Administración Antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés), el 27 de julio del 2017, en el cruce fronterizo de Mexicali-Calexico.
El 10 de enero del 2018, López Serrano se declaró culpable en la Corte de Distrito de San Diego, de haber importado a Estados Unidos miles de kilos de heroína, metanfetaminas y cocaína, seis meses después de entregarse a los agentes de la DEA.
El 2 de mayo del 2017, elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la entonces Procuraduría General de la República (PGR) y de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar), detuvieron a su padre, Dámaso López Núñez, alias “El Licenciado”, dentro en un departamento de lujo en la colonia Nueva Narvarte, de la Ciudad de México.
El 18 de agosto del 2017, Álvaro López Núñez, hermano del Licenciado, fue arrestado por agentes de la DEA en la garita migratoria de Nogales, Sonora, cuando pretendía ingresar a Arizona, en Estados Unidos. Luego, el 1 de septiembre de ese mismo año, el hermano de “El Licenciado” se presentó en la Corte de Distrito de San Diego.
Allí se le fincaron cargos por el tráfico de cientos de kilogramos de cocaína para el Cártel de Sinaloa. Además, el hermano de “El Licenciado” pidió asilo al Gobierno estadounidense, porque “su familia está siendo cazada y asesinada”, según lo apuntó su defensor público.
El 22 de junio del 2017, fue encontrado el cuerpo sin vida de Luis Fernando Gaxiola Noriega, luego de haber sido plagiado. Era cuñado de “El Licenciado”, además de miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Asimismo, fungió como ex regidor de 2014 a 2016 en Culiacán y fue ex síndico municipal de Eldorado, en el período del 2011 al 2014.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí