La Cuartilla/ PERLAS DEL PACIFÍCO: DEMOCRATIZAR LA COMPASIÓN Y APRENDER A INDIGNARSE

0
39

PERLAS DEL PACIFÍCO: DEMOCRATIZAR LA COMPASIÓN Y APRENDER A INDIGNARSE

Las Perlas del Pacífico es un Colectivo de Muchachas mazatlecas, en el cual se juntan sociólogas, bioquímicas, diseñadoras, estudiantes de universidad o de colegio, madres de familia; muchas trabajan, otras están desempleadas; la mayoría de ellas tiene una historia que contar sobre la violencia de género, ya sea su propia vivencia, la de una hermana, prima, amiga o vecina; por tal motivo, en el mes de agosto de este venturoso año, decidieron sacudirse el miedo o más bien canalizarlo para defenderse, para encabronarse y denunciar a grito abierto que están hasta la madre, que están hartas de tanta impunidad, que ya no se puede aguantar tanta sordera de las autoridades que las criminalizan y por eso cantan en coro: “y la culpa no era mía, ni donde estaba ni como vestía: el violador eres tú”. Y vocean fuerte: “no tengas miedo hermana, estas con tu manada”

Acusan al Estado opresor, que es cómplice y agresor; es también un macho violador. Y el Estado es todo: es el gobierno, las instituciones, las iglesias, las cámaras de senadores y diputados, la suprema corte, las universidades, etc, etc. en todas esas instituciones campea y jinetea la miseria moral de la misoginia, que ha permitido, solapado la violencia contra las mujeres: se reportan en este año, 11500 denuncias de violación, pero se sabe que de 10 nada más una denuncia, por lo que serían más de cien mil casos; casi 10 mujeres diarias asesinadas en este 2019.
Incluso en las Universidades, donde se supone incuba el huevo de la cultura universal, de la libertad de ideas y pensares, han sido escenarios de agresiones misóginas, incluido el asesinato; recién el Rector de la Universidad de Guanajuato, salió a dar la cara y pedir disculpas por hechos violentos contra las mujeres.
Por eso y más, el Colectivo Perlas del Pacífico se ha movilizado y conquistado la calle y este domingo recien pasado, se apoderaron de la explanada donde Toño López Saenz plantó su Monumento a la Familia, “donde las letras” dice la gente, y corearon “Un violador en el camino”, mientras el sol se ponía esplendoroso por el rumbo de la torre morisca del Valentino.
Pero lo más importante fue, que en un contexto actual de impiedad, donde no esta de moda compadecerte del otro, Rita, la sociologa del grupo, llamó a una dinámica en la cual muchas chavas se atrevieron a narrar su vivencia y lo hicieron en un ambiente de igualdad, donde compasivo y compadecido estaban hermanados, fue un acto profundamente humano; donde la compasión es compartida más allá de la empatía y brota una indignación hermanada, que la Compañera Diana, la Bioquímica del grupo, y recien desempleada, lo conceptualiza como un nuevo movimiento feminista, que no es el reverso del machismo, sino un movimiento que busca revolucionar estructuras tanto sociales como mentales. Lo cierto es que esta manada de muchachas, TRAEN LA LUZ, como dice un personaje de Cormac McCarthy. Hay que estar al pendiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí