LA CUARTILLA EL DILUVIO QUE VIENE: LOS MILLONES PERDIDOS

0
15

Gildardo Izaguirre Fierro
Durante el llovidón que nos empapó y que ni San Isidro Labrador, él que quita el agua y pone el sol, puedo evitar, circuló una imagen de un inusitado pipero de Parques y jardines, que en plena y torrencial lluvia, regaba un camellón maleconero plantado de palmas secas. El hecho es tragicómico, pero es un detalle que revela el desorden de la autoridad municipal de Mazatlán.
Ese desorden lo potencian el alcalde y su consorte, que salieron muy fiesteros y amantes de los banquetes gástricos surtidos de camarones y callos de hacha, y que no les tocó el diluvio y disfrutar del paisaje veneciano que presentaba la ciudad; andaban de farra por Hermosillo y después a la CdMex, donde el ilustre edil expondría una interesante ponencia sobre la calidad de vida que ofrece a los mazatlecos; y esto lo hacía, mientras sus humildes vasallos, acá en el puerto, se afanaban en taponear rendijas y portillos para no inundarse y en una de esas ahogarse como rumiantes.
Pero si el detalle del pipero y las frivolidades del alcalde, son tragicomedia, lo que sí es una verdadera tragedia es que los tribunales ya sentenciaron al Ayuntamiento para que pague 146 millones de pesos al abusivo grupo empresarial que demandó por el Caso NAFTA y al parecer el dictamen es definitivo y corren intereses. Este fatal desenlace es producto también del desorden entre los tres poderes municipales (presidente, síndica procuradora y regidores) que a lo largo de un año no han logrado jalar parejos y no han podido alinear objetivos.
En el Caso NAFTA, que viene Desde Higuera, pasó por Felton, Pucheta, Boucieguez y llegó al actual gobierno; los equipos jurídicos de la presidencia y de la oficina de la Síndica Procuradora jalaron para lados contrarios; desde noviembre del 2018, en cuanto se tomó el poder y se supo de la demanda, la presidencia ya quería pagar y hablaba de 300 millones de pesos y todavía no había sentencia. Por decir lo menos: tenían apuros sospechosos.
Por el lado de la Oficina de la Síndica Procuradora, el equipo jurídico se abocó a estudiar la demanda para detectar inconsistencias e irregularidades y evitar que el erario, el dinero público que aportan los contribuyentes mazatlecos se fuera a bolsillos particulares; mientras ellos daban la pelea, el presidente municipal y el Director de Planeación signaban por el mes de junio de este año, un convenio de pago con los demandantes, elemento clave para el triunfo jurídico de los Naftalenos y sarracenos.
Fue un excelente negocio para el Grupo empresarial AREH, que según cálculos invirtió entre 4 y 5 millones en las instalaciones de la Gasolinera y se llevara 146 millones de pesos más lo que se acumule por intereses. No sé si quedan todavía recursos jurídicos para evitar el pago; pero lo que si hay es coraje e indignación de la ciudadanía y lo único que nos queda es la protesta social y exigir la renuncia del presidente turistero y pachanguero, por no defender los intereses del municipio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí